“Arqueología del rescate. Un mercante Español”

La muestra “Los misterios de un naufragio en el Río de la Plata” recoge la exposición de los materiales catalogados y restaurados en el espacio Virrey Liniers de Buenos Aires hasta el 2 de diciembre de 2012.

El IVC+R monitoriza el control de temperatura y humedad del pecio español conocido como “Zencity”, encontrado hace aproximadamente dos años en Puerto Madero (Buenos Aires) y considerado como los restos de una embarcación mercante de navegación oceánica española de mediados del siglo XVIII, se van a centrar en la finalización de la instalación y posterior puesta en marcha de un sistema novedoso de monitorización, para controlar la integridad del barco mientras permanece sepultado.

 

El estudio y monitorización forma parte de un proyecto de colaboración con la Dirección General de Patrimonio de Buenos Aires, el Instituto Histórico de la ciudad autónoma bonaerense dependiente del Ministerio de Cultura de la ciudad, la Embajada Española en Buenos Aires, el IVC+R.Institut Valencià de Conservació i Restauració de Béns Culturals la Universitat Politècnica de València UPV y ARTechnology.

Arqueología Subacuática. España y Argentina trabajan en el proyecto Pecio Zencity

Los elementos que integran la muestra fueron encontrados en diciembre de 2008 entre los restos de la embarcación, durante las obras de excavación necesarias para levantar los cimientos de unos edificios en Puerto Madero, una exclusiva zona de la capital argentina.

Entre las piezas expuestas se destaca una talla de madera, considerada única, y cerámica española de la que actualmente sólo hay vestigios en Cuba. Además se exhibe uno de los cuatro cañones hallados en la bodega del barco, que al parecer eran traídos al puerto de Buenos Aires para ser comercializados, botijas enteras y fragmentadas de diferentes capacidades y modeladas con el uso de torno y objetos de uso cotidiano como pipas y utensilios de labranza.

Entre los miles de elementos encontrados — que no serán exhibidos en su totalidad — también hay clavos, tachuelas y pernos de ligazón, componentes fundamentales en la construcción naval.

Según la Dirección General Patrimonio e Instituto Histórico del Ministerio de Cultura de Buenos Aires –sede de la muestra– por primera vez en la arqueología argentina se tiene la posibilidad de analizar a través de restos materiales la carga de un mercante español llegado al entonces puerto de Nuestra Señora de los Buenos Aires durante la segunda mitad del siglo XVIII, en plena época de la colonia española.

La embarcación quedó encallada en el fondo del Río de la Plata, en una zona cercana al puerto de la ciudad, donde se formaban bancos de arena.

Según Javier García Cano, a cargo del proyecto de recuperación de estas piezas, es probable que los habitantes de la ciudad que vieron al barco encallar rompieran y se llevaran fragmentos de la nave, como los mástiles y “gran parte de la cubierta”. Pero quedó el fondo del casco con sus valiosos objetos.

Con el tiempo y a medida que la ciudad fue ganándole terreno al río la embarcación quedó enterrada a diez metros de profundidad.

El gobierno capitalino inició el proyecto de rescate y recuperación de los restos de la nave a principios de 2009.

La primera etapa supuso la excavación arqueológica en el sitio del hallazgo. La segunda remover el casco y los restos del barco del lugar donde se encontraron y trasladarlos a un lugar distinto en Buenos Aires para su conservación. La tercera consistió en la restauración y el estudio de todos los bienes hallados.

“No hay una situación igual en arqueología histórica en todo el continente (americano) descartando Estados Unidos y Canadá. Y si uno contabiliza Europa, si bien hay casos de excavación en zonas urbanas, no hay ningún caso de un mercante español de mediados del siglo XVIII”, dijo García Cano.

Indicó que “de esta época… la mayoría de lo excavado tiene que ver con buques de guerra y no mercantes”.

También destacó que “la colección del barco explica la vida del común de todas las personas en una zona marginal del mundo” como era la del Río de la Plata a mediados del siglo XVIII.

García Cano explicó que la tabla tallada encontrada en el fondo del casco, “parecía ser de desperdicio y sin embargo estaba hecha con dibujos de anclas, cabos; es la típica artesanía realizada por alguna persona a bordo”. “No hay ninguna pieza como esa en ningún sitio que sepamos en el continente”, añadió.

También consideró muy valioso un recipiente de cerámica “de uso corriente en España… para mantener la bebida fresca en la mesa de cualquier casa”.

“En España no se la estudió demasiado y luego desapareció. Que nosotros sepamos ese material está tan solo en dos lugares: en un sitio arqueológico en Cuba y el otro es aquí”, señaló García Cano, arquitecto especializado en arqueología subacuática.

Después de ser hallada, la estructura de la embarcación fue enterrada de nuevo en las condiciones en las que se conservó por tanto tiempo y bajo los estándares de control que se exigen internacionalmente ya que no hay condiciones técnicas para mantenerla expuesta.

Audiovisual RTVE http://goo.gl/B0XDv

Audiovisual RTVE http://goo.gl/B0XDv

Audiovisual RTVE  en http://goo.gl/B0XDv

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: