La Generalitat Valenciana apuesta por la recuperación del patrimonio como motor económico

La consellera de Turisme, Cultura i Esport, Lola Johnson, ha presentado esta mañana la restauración que ha realizado el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales (IVC+R), en colaboración con Fundación Bancaja, de las tablas de la Asunción de la Virgen y Pentecostés, retablos de la Parroquia de la Natividad de Nuestra Señora de Sagunto, que son los últimos relieves que quedaban por restaurar del antiguo retablo mayor de la parroquia destruido en 1936.

Allí ha destacado que “la salvaguarda del legado cultural de la Comunitat Valenciana es un objetivo prioritario de la Generalitat Valenciana y por tanto tenemos que ser capaces de convertir el esfuerzo de recuperar el patrimonio en motor económico”.

En este sentido la consellera ha subrayado que “en una Comunitat en la que el turismo es una actividad económica tan importante, todo lo que supone poner en valor nuestro patrimonio es ofrecerlo como una opcón más para nuestros turistas, en un momento en que el sector turístico demanda experiencias y productos nuevos. Por tanto debemos ser capaces de salvaguardar nuestro legado y convertirlo en una oportunidad para nuestro futuro”.

Asimismo, Johnson ha afirmado que “la Generalitat cuenta con un organismo, el IVC+R, financiado íntegramente con dinero público, que es un referente mundial en materia de conservación y restauración de bienes culturales. Este factor se ha convertido en un gancho turístico para nuestra Comunitat ya que se ha situado en la primera posición nacional en cuanto a la evolución en los últimos años en el número de personas que visitan monumentos”.

Al acto han asistido, asimismo, la Directora del IVC+R, Carmen Pérez, el Presidente de la Comisión Delegada de Fundación Bancaja en Sagunto, Francisco Muñoz Antonino; el párroco de la Natividad de Nuestra Señora de Sagunto, Vicente Tamarit, y el alcalde de Sagunto, Alfredo Castelló.

Siete relieves escultóricos

El retablo tardorenacentista de los Gozos de la vida de la Virgen de la Parroquia de la Natividad de Nuestra Señora de Sagunto, es una de las obras más señeras de la Comunitat Valenciana.

El retablo, que en su día ocupó un lugar preferente en el templo, fue destruido en 1936, salvándose únicamente los siete relieves escultóricos que narran los pasajes gozosos de la vida de la Virgen, y que desde hace unos años se guardan en una capilla lateral a los pies del templo.

Su deteriorado estado de conservación requería una restauración, que se inició en 2007, en colaboración con Fundación Bancaja, con la intervención de los relieves de la Anunciación, la Adoración de los Pastores y la Epifanía o Adoración de los Reyes Magos. Posteriormente, se restauraron dos relieves más: la Primera aparición de Cristo resucitado a su madre y la Ascensión del Señor.

La recuperación de la obra se ha podido completar con la restauración de los dos últimos relieves: la Asunción de la Virgen y la Venida del Espíritu Santo sobre el Colegio Apostólico reunido con María.

La restauración completa del retablo (los siete relieves) ha sido posible también gracias a la colaboración de otras instituciones como la Diputación de Valencia, el Ayuntamiento de Sagunto y la Iglesia de Santa María de Sagunto.

Su traza romanista convierte este retablo en una pieza singular de mediados del siglo XVII, si bien el dorado y policromado debió realizarse algo después, pues los motivos florales, rocallas y otros elementos decorativos apuntan a una actuación a mediados o finales del siglo XVIII.

Se desconoce su autor, aunque en el proceso de restauración se encontró una inscripción en el relieve de la Primera aparición de Cristo resucitado a su madre, que dice: “Ludovicus Ximenes minor fecit 1640”.

Hasta la fecha son pocos los datos que poseemos sobre este artista. Gracias a la investigación de la Dra. Ana Buchón sabemos que el 8 de abril de 1646 se examinaba en Valencia un tal Luis Ximenez, “fill de mestre” apadrinado por el escultor Gabriel Ximenez, su tío, para la obtención del título de maestro carpintero, que bien pudiera ser este el escultor de los relieves ahora restaurados o que formase parte del taller familiar encargado de realizar esta obra.

Los siete gozos de la Virgen

El tema de los siete gozos de la vida de la Virgen fue muy frecuente en el arte valenciano desde finales del siglo XV. Debe sus fuentes a los Evangelios canónicos y apócrifos, a libros medievales como la Leyenda Dorada de Jacobo de la Voragine o la Vita Christi de sorIsabel de Villena, y al teatro medieval. Además fue propiciado por los sermones de San Vicente Ferrer.

Los siete gozos de la Virgen fueron instituidos por los Servitas en 1233.

En ese año siete miembros de la Cofradía dei Laudesi, todos ellos comerciantes florentinos, tuvieron la misma visión y deseo de retirarse a orar y servir a la Madre de Dios en el Monte Senario. En 1288 los siete monjes fundadores fueron canonizados por el papa León XIII extendiéndose rápidamente la devoción a los siete gozos y dolores de la Virgen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: