Referente en la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico – cultural

Alonso: 


La directora general de Patrimonio Cultural, Marta Alonso, ha destacado que “la Comunitat es un referente nacional, europeo y mundial en la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico – cultural, gracias a la labor del Institut Valencià de Conservació i Restauració de Béns Culturals, entre otros”. 

Marta Alonso ha presentado la restauración de la Virgen del Castillo de Cullera, que ha sido posible gracias a la Generalitat Valenciana, a través del Institut Valencià de Conservació i Restauració de Béns Culturals, y la Parroquia de los Santos Juanes de Cullera y la Junta Patronato de la Virgen. Al acto han asistido también la Directora gerente del IVC+R, Carmen Pérez, el párroco de la iglesia de los Santos Juanes de Cullera, Rafael Reig, y el Alcalde de la localidad, Ernesto Sanjuan. 

Alonso ha señalado que se trata de “una escultura dotada de un valor artístico particularmente notable y de una no menor significación emotiva y simbólica para la población en la que se encuentra desde hace siglos”, y en este sentido ha subrayado “el trabajo que se está realizando desde la Generalitat para conservar, recuperar y poner en valor la gran riqueza patrimonial de los valencianos”. 

En este sentido, la directora general de Patrimonio Cultural ha recordado el trabajo que lleva a cabo la conselleria de Turismo, Cultura y Deporte para vertebrar la Comunitat, recuperando el patrimonio en todos los pueblos y comarcas repartidos por el territorio, como es el caso de Cullera.

 

Virgen del Castillo

Dominando la población de Cullera, en lo alto de la montaña, se halla el Santuario de Nuestra Señora del Castillo. Templo de estilo neobizantino, construido entre 1891 y 1897, que alberga en su presbiterio la joya más preciada de la población: la Virgen del Castillo, denominada así por hallarse en las proximidades del castillo que mandó construir el rey Jaime I, en el siglo XIII, sobre la antigua fortaleza árabe.

El origen de esta bella imagen mariana es incierto, pues según la tradición Virgen del Castillo Parroquia de los santos Juanes, pues según la tradición oral, existen dos relatos sobre su procedencia. Uno, dice que se trajo desde Constantinopla y, que con la llegada de los árabes, fue escondida en una cueva hasta la llegada de Jaime I, trasladándose en 1274, a la Sierra Negrete en Utiel, a causa de la toma de la ciudad por Al-Azraq, donde permaneció un tiempo hasta su devolución a Cullera. 

El otro relato dice que la imagen de la Virgen fue hallada por un pastor utielano en el barranco de santa Marta de Cullera junto con la Virgen del Remedio de Utiel, y que tras entregar una imagen a cada población estas se intercambiaron milagrosamente. En cualquier caso, podemos afirmar que estamos ante una de las imágenes marianas más bellas y antiguas de la Comunidad Valenciana. 

La imagen de la Virgen del Castillo está realizada en alabastro policromado y dorado. Se halla de pie, con una ligera torsión o contraposto. Viste túnica y jubón de ceñidas mangas de color azul y abotonaduras doradas, y un amplio manto cuajado de estrellas doradas que recoge con su brazo izquierdo. Sobre la cabeza un velo sujeto con un ceñidor. En este lado, acoge al Niño Jesús en un maternal gesto, mientras éste acaricia un osezno, que simboliza el alma del cristiano que encuentra su refugio en Cristo.

 

La Virgen también sujeta con su mano derecha una flor campaniforme, posiblemente una azucena, lo cual además de denotar delicadeza y candor por parte del escultor, es símbolo de la virginal maternidad y pureza de María. Se halla sobre una peana de plata moldurada con motivos de rocalla al gusto del siglo XVIII, donde descansa y apoya la vara de mando como alcaldesa perpetua de Cullera. Sobre su cabeza, una corona dorada y una aureola con esmaltes, perlas y piedras brillantes, en la que se ven los símbolos de la Letanía Lauretana, además de la imagen del Santo Espíritu paráclito, al igual que en el niño. 

El origen escultórico de la imagen debe datarse a finales del siglo XIV, y responde al estilo gótico. Su restauración ha permitido constatar las concomitancias estilísticas que mantiene con otras imágenes marianas de este periodo como una conservada en el Museo Nacional de Arte de Catalunya, lo que hace suponer en un modelo de origen catalán de influencia francesa. También otras artes plásticas como la estampa la han reproducido con gran fidelidad al original, como se ve en la que dibujó José Camarón y grabó Manuel Monfort en el siglo XVIII y que figura en uno de sus gozos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: