La Generalitat para recuperar y poner en valor el patrimonio documental de la Comunitat

La directora general presenta la restauración de varios pergaminos y libros del Archivo de la Catedral

 

Marta Alonso destaca el trabajo de la Generalitat para recuperar y poner en valor el patrimonio documental de la Comunitat

 

  • Entre las obras restauradas se encuentran documentos de gran relevancia histórica internacional
  • El Archivo de la Catedral de Valencia está considerado como uno de los archivos catedralicios más importantes de Europa
  • La Dirección General de Patrimonio Cultural seguirá impulsando la salvaguarda, catalogación y difusión del archivo capitular

 

    Valencia (12-3-12).- La directora general de Patrimonio Cultural, Marta Alonso, ha destacado   el trabajo que se está realizando desde la Generalitat para conservar, recuperar y poner en valor la gran riqueza patrimonial de los valencianos. La Comunitat es un referente nacional, europeo y mundial en la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico y documental”.

 

Marta Alonso ha presentado la restauración de varios documentos en pergamino y libros del Archivo de la Catedral de Valencia que ha restaurado el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales (IVC+R) de la Generalitat. Al acto han asistido también la Directora gerente del IVC+R, Carmen Pérez y el Deán de la Catedral de Valencia, Emilio Aliaga.

 

El Archivo de la Catedral de Valencia está considerado como uno de los archivos catedralicios más importantes de Europa ya que, además de la riqueza de sus fondos, y la continuidad de sus series, su antigüedad se remonta al siglo XIII, a partir de la conquista de la ciudad de Valencia por el rey Jaime I. Por todo ello, para el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración es motivo de orgullo la labor que presta para la conservación de sus fondos.

 

Entre las obras restauradas se encuentran tres pergaminos que nunca han salido de los muros de la seo valentina, salvo para su restauración, como son: el Pergamino nº 567, fechado el 27 de julio de 1296, en el que se establece la tregua de Jaime II con don Juan Manuel; el Pergamino nº 034, fechado el 13 de abril de 1352, que recoge las Constituciones aprobadas y confirmadas por el obispo de Valencia Hugo de Fenollet para el régimen interior de la Catedral de Valencia; y el Pergamino nº 541, más conocido como la Bula de Oro por el gran sello de oro que lleva este singular documento, que recoge la concordia entre el papa Nicolás V y el rey Alfonso el Magnánimo sobre varios problemas surgidos con los bienes eclesiásticos, y que se otorgó en la Torre Octavia de Nápoles el 6 de enero de 1451.

 

Además de los pergaminos, también han sido restaurados varios ejemplares de Libros de Almoyna del siglo XIV y Protocolos Notariales de la misma cronología, y el Libro Consueta del siglo XVI, que recoge las ceremonias a realizar en la seo valenciana y como deben ser observadas por los ministros en las celebraciones de las misas solemnes, simples o privadas, así como algunas disposiciones capitulares para las funciones ordinarias y extraordinarias.

 

Salvaguardar y difundir el archivo capitular

 

Desde que en el año 2008 el Canónigo Vicente Pons Alós fue nombrado archivero de la Catedral Metropolitana de Valencia, su gran interés por salvaguardar y difundir el archivo capitular ha motivado que, desde entonces hasta la actualidad, el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración haya tutelado los trabajos de conservación y restauración de los fondos del archivo catedralicio.

 

La primera tarea que se realizó fue un estudio pormenorizado de las condiciones medioambientales climáticas de los depósitos, concluyendo que los parámetros generales 50% de HR y 20º C de temperatura eran correctos para la salvaguarda de sus fondos.

 

A continuación se decidió que la sección en la que resultaba más urgente intervenir eran los documentos en pergamino, formados por un total de 9.061 pergaminos, con sellos pendientes en cera y plomo, de diferentes formatos, desde los de pequeñas dimensiones hasta uno que mide más de 56 metros, formado por un rollo integrado por 39 pergaminos.

 

En general los documentos presentaban una capa de suciedad y hollín en la superficie debido a los continuos desplazamientos, el almacenamiento incorrecto y al incendio que tuvo lugar en la Catedral durante la Guerra Civil.

 

El trabajo realizado fue sistemático, consistiendo en la limpieza por medios mecánicos de los soportes, sellos y cintas de ligaduras. Los documentos fueron fotografiados, al mismo tiempo que se elaboró una ficha descriptiva del estado de conservación de cada uno de ellos, con el fin de determinar un orden de prioridad en la selección de los que precisan una intervención de restauración urgente, según su estado de deterioro.

 

Con el fin de mejorar la conservación de esta valiosa colección del patrimonio valenciano se limpiaron los muebles contenedores de los documentos, y para proteger los sellos pendientes se guardaron en bolsas de tela. Una serie de pergaminos que se encontraban muy dañados por la acción microbiana se colocaron en carpetas de conservación con cartones libres de ácido para su correcto almacenamiento.

 

Otras de las tareas realizadas ha sido la limpieza de las matrices en bronce y hierro de los sellos pertenecientes a la sección facticia sigilográfica y su posterior almacenamiento en cajas de conservación diseñadas según los distintos formatos, favoreciendo con ello el reciente trabajo de catalogación que se ha llevado a cabo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: