El IVC+R restaura la Virgen de la Balma del Santuario de Nuestra Señora de la Balma en Zorita del Maestrazgo

El Institut Valencià de Conservació i Restauració de Béns Culturals (IVC+R), en colaboración con la Diputación Provincial de Castellon, ha restaurado en los talleres de Penyeta Roja, la Virgen de la Balma del Santuario de Nuestra Señora de la Balma en Zorita del Maestrazgo. La obra permanecerá expuesta durante un mes en el Museo de Bellas Artes de Castellón para que todos los castellonenses puedan admirarla.

La directora del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales (IVC+R), Carmen Pérez, y el director ejecutivo de Castelló Cultural, Vicente Farnós, han presentado  en el Museu de Belles Arts de Castellón la restauración de la talla que realizó Juan Bautista Porcar. Al acto han asistido también Héctor Folgado, diputado de Cultura de la Diputación de Castellón y Ferrán Olucha, director del Museo de Bellas Artes de Castellón.

El Santuario de Nuestra Señora de la Balma está enclavado en el término municipal de Zorita del Maestrazgo y fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1979. En su interior alberga la imagen de Nuestra Señora de la Balma. Una talla sedente de la Virgen con el niño Jesús en brazos mostrándolo al pueblo. La imagen fue hallada por un pastor en el siglo XV, la cual fue quemada en 1936, realizando el pintor y escultor Juan Bautista Porcar una copia de la destruida.

El conjunto de la Balma cuenta con varias dependencias: hospedería, estación veraniega y la iglesia. El edifico religioso es de estilo renacentista, y debió ser construido entre los siglo XVI y XVIII, aunque ya se tienen noticias de su existencia en el siglo XV, convirtiéndose desde entonces en uno de los centros de peregrinación más importantes de la provincia de Castellón, especialmente para solicitar el amparo y protección contra el maligno y las posesiones demoníacas.

Restauración

Los trabajos realizados en la obra han consistido en la recuperación de la policromía y en los dorados, y en el consolidado de las diferentes partes que componen la pieza. La obra presentaba diversos daños y patologías ocasionada, debido principalmente al deterioro y al desgaste propio de la policromía y a la ejecución técnica de la materia de la pieza.

No presenta ningún tipo de ataque de insectos xilófagos, se le realizó una limpieza mecánica y química, y se doraron aquellas partes que se habían perdido. Se patino el dorado y se reintegro la policromía faltante, con colores al agua, para después barnizarla con un barniz mate satinado para proteger y reavivar los colores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: